Malas Compañías



Quizás tengas amigos que así como tu, sigan a Jesús, pero tal vez hay otros que no, estos serán buena influencia para tu vida?

No se dejen engañar: «Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.»
1 Corintios 15.33


Como seguidores de Cristo día a día tenemos diferentes dificultades, sean en nuestros estudios, trabajo, con nuestra familia… en ocasiones buscamos a nuestros amigos más cercanos para pedirles consejos, ya que existe ese vínculo de confianza y sinceridad. Como decía el versículo que acabas de leer, las malas compañías, dañan las buenas costumbres que tenemos en nuestras vidas, puede que algunos de tus amigos más cercanos no sigan a Jesús, y no vivan una vida del todo “correcta”, quizás esos consejos que puede darte esa persona no sean buenos para ti. ¿Porque lo dices, si es mi amigo? Te daré un consejo de mi parte, en cuanto a tus relaciones más cercanas lo mejor es que esa persona crea lo mismo que tu, es decir que siga a Jesús y viva una vida que agrade a él.


Imagina que estás parado en una mesa, y uno de tus amigos esta abajo, que es más fácil, que tu amigo te jale hacia abajo, o que levantes a tu amigo hasta donde tu estás? así mismo es más fácil bajar una escalera, que subirla. Vas entendiendo? Tu estás arriba, y esos amigos que estan abajo son los que no conocen de Dios, es difícil que los lleves hasta a donde tu estás, implica mucho esfuerzo, y tiempo, pero es más fácil que ellos rapidamente te jalen hacia su entorno, y te saquen de tu lugar, por eso es que el versículo que te di hace un rato, dice que las malas compañías, corrompen las buenas costumbres, quizás tengas amigos que aunque no sigan a Jesús, pero sean personas con valores, a las que les guste hacer las cosas bien, pero habrá otros que no, allí es donde tienes que examinar tus amistades. Sino tienes un amigo cercano que siga igualmente a Jesús, puedes buscar un mentor, o “padre espiritual”, yo tengo una madre espiritual, es de la misma iglesia a la que asisto, antes de empezar a tener esa confianza, ore y le pedí a Dios que me mostrara quien era la persona correcta, a ella le cuento esas cosas íntimas que no le digo a mis amigos, y ella me aconseja.


Recuerda que debes hacer:
  1. Examina tus amistades, si ves que tienes amigos que no te convienen, mejor no sigas pidiendo consejos, no digo que te alejes, sino que tengas como amigos más cercanos a personas que te acerquen más a Dios, y no que te alejen.
  2. Ora para que Dios te ayude a encontrar a esos verdaderos amigos, y si deseas a un mentor o padre espiritual, que sea maduro y lo más recomendable del mismo sexo que tu.
  3. Apréndete el versículo, 1 Coríntios 15.33, para que lo puedas recordar en todo momento.
Espero haberte podido ayudar, y no olvides ver si en realidad tus amigos te acercan o alejan de Dios.

Por Amy Mery

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.