Un regalo inmerecido



"Este mes atendi a un enfermo, le di comida a algunas personas que no tenían, hice varios favores, fui generoso y bondadoso con los demás, trate de mejorar cada día, y ya tengo la salvación segura" Ese pensamiento es INCORRECTO. Dios nos regala la salvación, pero no por obras, sino porque es misericordioso con nosotros...

Ustedes han sido salvados porque aceptaron el amor de Dios. Ninguno de ustedes se ganó la salvación, sino que Dios se la regaló. La salvación de ustedes no es el resultado de sus propios esfuerzos. Por eso nadie puede sentirse orgulloso. 
Efesios 2.8-9

Quizás pienses que si ayudas a las personas, realizas actos de caridad, donas cosas a los necesitados... te ganarás la salvación, pero no es así. El pecado nos separa de Dios, pero el nos ama tanto, que nos dio una solución: Su Gracia, un regalo no merecido, pero el por su gran misericordia y amor hacia nosotros, nos da la Salvación, que es esa seguridad de ir al cielo. La realidad es que no merecemos absolutamente nada, pero te imaginas el GIGANTESCO amor que Dios te tiene al darte vida cada día? 


El Anhela que le busques, puedas obedecerle y agradarle, que tal si comienzas hoy? 
Si te animas a asumir este reto, habla con Dios, el es tu Padre y conoce todo de ti. Solo tienes que reconocer que Jesús murió por amor a ti y resucitó. Confiésalo con tu boca y dile al Señor que quieres comenzar a seguirle y a agradarle cada día.

No esperes que sea demasiado tarde para seguir a Jesús, comienza desde hoy.

por Amy Mery

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.