¿Soy hijo de un Rey?


Para ti, ¿que significa un Rey?... tal vez autoridad, dominio, y otras características, y ahora te pregunto, ves a Dios como un Rey? Te lo imaginas como uno?.


Puede que tu respuesta sea si, o no. Lo cierto es que Dios es un Gran Rey, ya que es el más importante. Quizás no lo has visto nunca como un Rey, sino mas bien como un Padre… El tiene muchas características, y cada una es importante, pero a lo que quiero llegar es: ¿Cuando te presentas ante el Rey en oración, le brindas honor, humillación y respeto?.

Si a una persona lo invitan ante un Rey, esa persona va con su mejor vestuario, y va lo más presentable posible, ¿por qué? Ya que irá a hablar con alguien importante y necesita verse bien y agradable ante el Rey.

Muchas veces nos presentamos ante Dios, con un corazón sucio, con una mala actitud, vamos a orar y nos quedamos dormidos, porque oramos acostados y no tenemos disposición, leemos la biblia por leerla y luego la abrimos unos días después...
Actitudes así no las merece un Rey, y menos nuestro Padre Celestial.
¿Últimamente has tenido respeto hacia el Señor cuando te presentas ante Él?
El Señor anhela de nosotros, respeto, amor, pasión y obediencia.
______
 ¿Has visto a alguien realmente hábil en su trabajo?
    Servirá a los reyes
    en lugar de trabajar para la gente común.
Proverbios 22:29

Dios quiere que seamos diligentes cuando le sirvamos y obedezcamos, que estemos dispuestos y atentos a todo lo que nos dice. ¿Como? Debemos estar cerca de su presencia. También, el Señor anhela de nosotros, un corazón puro, que podamos estar delante de Él y se agrade de nuestra actitud, nuestro corazón y de nuestra reverencia.

Te dejo esta pregunta para que reflexiones:
                              ¿Quién está en el trono de tu vida?    

Medita al respecto, y si no es el Señor quien esta en ese trono, comunícate con Él y has un compromiso, pidiendo perdón, y te aseguro que el te escuchará y te dará fuerza cada día para que puedas acercarte a Él.



Por Amy Mery

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.