5 Tips para sacarle provecho a tu día.



Últimamente he tratado de trazarme metas cada día, hacer lo posible por cumplir cada una de esas metas. Si quieres saber como lo hice, sigue leyendo...

Tengan cuidado de cómo se comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, y no como tontos. Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos. 
Efesios 5:15-16

Siendo sincera, pienso que innumerable de veces he fracasado al "organizar mi tiempo", pero poco a poco he encontrado métodos que me han funcionado para aprovechar mis días. Y compartiré contigo estás acciones que he tratado de cumplir, no te diré que las cumplo al pie de la letra, no soy perfecta, pero las he añadido a mi rutina y mis días los he aprovechado mucho más que antes.

1. Escribe tus metas antes de dormir.
He tomado por costumbre que en las notas del teléfono escribo cada una de las cosas que quiero hacer para el día siguiente, eso me ha funcionado para recordarlas y tener presente cuales son mi prioridad.

2. Desayuno espiritual.
Antes de salir de tu habitación, dedícale unos minutos a Dios. Él se preocupó por darte un nuevo día, y su deseo es que le busques en todo tiempo.
Leer la Biblia y orar antes de hacer todas mis ocupaciones del día, me ha resultado, porque al levantarme mi mente está fresca y puedo aplicar durante el día lo que el Señor me enseñó en mi devocional.

3. Al que madruga, le alcanza el tiempo.
Lo certifico, es desagradable levantarse temprano si tu cuerpo no está acostumbrado. Pero al hacerlo, el tiempo te alcanza.
En la época de vacaciones, asisto a una capacitación misionera, y cada día nos levantamos a las 4.30am, quizás dirás que es una locura, pero sinceramente el tiempo nos rendía, incluso habían días que nos faltaba tiempo para hacer todas las ocupaciones.
No te sugiero que te levantes a las cuatro de la mañana, pero tu conoces tu rutina, y te aconsejo que encuentres una hora en donde cumplas al menos 7 horas de sueño. Verás que el tiempo te alcanzará mucho más que antes.

4. Sal y sonríe.
Enojarse y pasar el día amargado no vale la pena. Yo suelo enojarme facilmente, no te lo dice alguien que pasa todo el día con una sonrisa de oreja a oreja, pero he aprendido que malgasto mis días enojada.
Si pasaste una mala noche o tuviste inconvenientes, decide sonreír y que tu día no lo desperdicies por estar enojado. 
Dios cada día nos da bendiciones y nuevas oportunidades, pero si amargado, ¿crees que verás lo que Él tiene para ti?...

5. No todo es prioridad.
Algo que quita mucho tiempo en el día, son las redes sociales, a veces ni siquiera notamos la cantidad de horas que pasamos viendo cada notificación y actualización que hay en cada una de ellas, pero ¿lo vale?. Evalúa tu tiempo libre, y las metas que te trazaste para ese día, y coloca un tiempo específico para dedicarle a las redes y verás que no pasarás el día viendo los nuevos gift que colocó tu vecina en su muro de Facebook😉

Todo es cuestión de estrategia. Cada minuto de tu vida vale, aprovecha cada oportunidad que tienes, sal de la rutina y comparte con tus amigos y familia, a veces se nos pasan los días y necesitamos un respiro y una charla con alguien cercano. 

Sal y tomate una taza de café. 

por Amy Mery

0 comentarios