Más enfoque, menos enredo


Vivir enredado por cosas del diario vivir, por tus estudios, tu trabajo, tu familia, son tantas cosas que hacen que nuestros días sean estresantes…Pero realmente vale la pena?

Hace días leí en 2 Timoteo un versículo que me llamo mucho la atención.

Ningún soldado pierde su tiempo pensando en asuntos de la vida civil, porque lo único que le preocupa es agradar a su capitán.
2 Timoteo 2.4
Los soldados en el campo de batalla, no se encuentran enfocados en lo que está sucediendo en sus vidas, ni sus decisiones se rigen por eso, si no que cada una de sus acciones están enfocadas en lo que dice su capitán.
Reflexionando, pienso que Pablo quería asemejar la vida de un soldado, con la de cada uno de nosotros, te tengo tres beneficios de enfocarte en agradar a Dios.

1. Te preocuparás menos.
Al ocuparnos en agradar en todo momento a Dios, tus preocupaciones dejarán de ser tu prioridad. Normalmente es inconciente el estar estresados por las situaciones cotidianas de la vida, pero al enfocarte en Dios, simplemente dependerás de Él.

2. Te Gozarás.
Cuando dejamos de enredarnos, hay gozo en nuestros corazones, depender de la mano de Dios es algo genial! El gozo es algo constante, no es igual a la felicidad, ya que ella solo es temporal, en cambio el gozo persiste. Uno de mis versículos favoritos es Nehemías 8.10 "El gozo del Señor es mi fortaleza".

3. Ahorrarás tiempo.
Existen días que perdemos tanto tiempo pensando en lo que sucederá más adelante, estresados por algún evento ocurrido en tu vida. Pero al enfocarte en el Padre, ahorrarás enojos y estrés, más bien aportaras a tu vida sonrisas y confianza.

Cuando mantenemos nuestro enfoque en Dios, nuestras acciones serán guiadas por Él. Ya no estaremos enredados en las situaciones de nuestra vida cotidiana, si no que tendremos paz.

Te Animo a enfocarte en vivir para agradar a Dios, y dejar el enredo de un lado.


Por Amy Mery

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.